masa para tartas

Esta receta de masa la utilizo como base de muchas tartas. Es un poco hojaldrada y es perfecta para usarla como base de las tartas dulces o saladas. También se puede usar para hacer Pies o Quiches porque no es ni dulce ni muy salada y queda muy crujiente.

¿Qué necesitamos?...
125 gr harina de todo uso
3 gr sal
85 gr mantequilla sin sal, muy fría
56 ml agua helada

¿Cómo lo hacemos?...
Lo primero que vamos a hacer es preparar los ingredientes por separado.

Partimos la mantequilla en trozos pequeños, la ponemos en un bol y la reservamos en la nevera para que se mantenga muy fría.

Medimos el agua y lo mantenemos también en la nevera.

En un bol mediano, mezclamos con unas varillas, la sal y la harina. Añadimos la mantequilla y comenzamos a unir con las manos o con un tenedor hasta conseguir hacer unas migas. Echamos el agua poco a poco y lo unimos todo sin batir demasiado, solo hasta que veamos que está incorporada la harina con el agua, no importa si quedan trozos de mantequilla a la vista y sin mezclar del todo. Esto es una característica de la masa que le dará ese aspecto crujiente cuando lo metamos en el horno.

Formar una bola y ponerlo sobre una superficie enharinada. Hacer un circulo estirando la masa con un rodillo, de unos 30 cm de diámetro.

Enrollar la masa sobre el rodillo y colocarlo sobre el molde de Tarta.

Presionar suavemente sobre las paredes para que no salgan burbujas al cocer y cortar los sobrantes de masa que han quedado en el borde del molde.

Además
  • Esta masa se puede hacer con un día de antelación. Se guarda en la nevera durante toda la noche, en el mismo molde que vayamos a meter en el horno.
  • Podemos tenerla en la nevera hasta 3 días en perfecto estado. También congela muy bien, hasta 1 mes, en una bolsa hermética.

CONVERSATION

Instagram