cream cheese frosting

Esta es mi receta favorita de crema de queso (Cream Cheese Frosting). Una receta que ya se ha convertido en un básico y que suelo hacer, al menos, una vez al mes. La utilizo para rellenar tartas, en galletas y en cupcakes. 

Está deliciosa en las galletas de calabaza con un poco de canela. La tarta de zanahoria mejora un montón cuando la relleno de esta crema. Incluso la tarta de chocolate queda increíble acompañada de esta crema de queso.

Es una receta sencilla que se hace en cuestión de minutos y solo necesitamos unos pocos ingredientes. He visto muchas recetas que recomiendan hacer esta receta a mano, batiendo con unas varilla metálicas o con una espátula, pero yo prefiero la batidora eléctrica.

La cantidad de azúcar puede variar, depende del gusto de cada uno. Le añadiremos todo el azúcar si queremos una crema mas dura, para ponerla con manga pastelera y decorar cupcakes. Si la vamos a usar para rellenar bizcochos y la vamos a extender con una espátula, le echaremos menos cantidad de azúcar, y así la crema estará un poco mas manejable. 


¿Qué necesitamos?...
60 gr queso en crema, a temperatura ambiente
225 gr mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
300 - 400 gr azúcar en polvo
5 ml extracto de vainilla

¿Cómo lo hacemos?...
En un bol mediano, pondremos todo el queso y con una espátula de silicona o varillas metálicas, vamos a batir con energía, hasta que veamos que empieza a parecer una crema suave.

Lo siguiente que haremos, es cortar la mantequilla en trozos pequeños e iremos incorporándola al bol con el queso, poco a poco, volvemos a batir.

Con un colador grande, de maya fina, tamizaremos el azúcar glas encima de la crema de queso, y continuaremos batiendo hasta que quede integrado y no veamos restos de azúcar. Añadir la vainilla y volver a mezclar.

Conservar esta crema en la nevera hasta que vayamos a usarla.

Además...
  • Si no queremos hacerlo a mano, también podemos usar una batidora eléctrica. Batiremos la mantequilla con el queso y poco a poco, iremos añadiendo el azúcar en polvo y la vainilla, batir hasta que veamos que todo se ha mezclado perfectamente y nos quede una crema lisa y brillante.
  • La crema se pondrá más dura cuando lleve tiempo en la nevera. Si ha endurecido demasiado, para poder ponerla en la manga pastelera, hay que volver a batirla para que se haga más manejable. 

CONVERSATION

Instagram