crema de cacahuete

La crema o mantequilla de cacahuete es uno de esos productos que podemos usar en multitud de recetas. Desde hacer unas galletas con chocolate, untar en un sándwich, en unas trufas o en rellenos de pasteles y a los niños les encanta.

¿Qué necesitamos?...
300 cacahuetes crudos
3 gr sal común
5 ml aceite vegetal
5 gr miel (opcional)

¿Cómo lo hacemos?...
Lo primero que vamos a hacer es tostar los cacahuetes en el horno. Encendemos el horno a 180ºC, ponemos los cacahuetes crudos esparcidos en una sola capa en una bandeja de horno y los tostamos durante 10 minutos. Tendremos cuidado de que no se quemen, porque eso le daría un sabor amargo a la mantequilla.

Una vez tostados, pondremos los cacahuetes todavía calientes en un procesador de alimentos o una batidora de vaso y pulsaremos unas 4 veces hasta que estén machacados.
Batiremos 1 minuto de forma continua. Paramos la batidora y pasamos la espátula de silicona por los bordes para despegar los cacahuetes. Volveremos a poner la batidora en marcha y lo dejamos unos 3 minutos más. En este punto, los cacahuetes se habrán trasformado en una mantequilla espesa.

Volvemos a pasar la espátula por los bordes y añadimos la sal, el aceite y la miel.
Trituramos 2 minutos más hasta que veamos que la mantequilla se ha hecho más suave y manejable. Probamos el sabor y podemos añadir más sal o miel a nuestro gusto. Y batimos unos 30 segundos más.

Sacamos la mantequilla de la batidora y la guardamos en un recipiente de cristal o de plástico, lo tapamos y lo meteremos en la nevera. Podemos usarla inmediatamente o guárdala durante varias semanas.

Además…
  • Podemos usar cacahuetes crudos o tostados. Si utilizamos cacahuetes tostados podemos saltarnos el paso de meterlos en el horno.
  • Se puede hacer mantequilla de cualquier otro fruto seco que nos guste: pistacho, nueces, almendras…Se haría exactamente igual que la mantequilla de cacahuete.
  • Si nos gusta la mantequilla más crujiente, con trozos de cacahuetes, dejamos 50 gr de cacahuetes sin triturar y los añadiremos en el último minuto y batimos solo unos segundos más.

CONVERSATION

Instagram