marshmallow de fresas



Comer unos marshmallows o malvaviscos, es como si te metieras una nube en la boca. Puedes hacerlos del sabor que más te guste.
¿Qué necesitamos?...
190 gr fresas trituradas, separadas
30 ml agua
30 gr gelatina en polvo
150 gr azúcar granulado
150 gr sirope de maíz
59 ml agua
pizca de sal
5 ml extracto de vainilla

¿Cómo lo hacemos?...
Lo primero que haremos es preparar un molde. Untamos una bandeja de horno con spray desmoldante y lo dejamos en espera. 

Empezamos hidratando la gelatina:
En un bol pequeño, mezclaremos 115 gr de puré de fresas con el agua, espolvoreamos la gelatina en polvo en forma de lluvia, comprobando que queda toda sumergida en el agua. Dejar 10 minutos.

El siguiente paso, será preparar el almíbar:
En un cazo resistente al fuego, ponemos el azúcar, la mitad del sirope de maíz, 75 gr de fresas trituradas, el agua y la sal, calentamos hasta que llegue a 115º C. Removemos de vez en cuando con una espátula resistente al calor. Tened cuidado con la temperatura del fuego porque el almíbar se calienta muy rápidamente y tiende a hervir mucho. Lo mejor es estar pendiente y remover lentamente para que no se queme. 

Mientras tanto, calentad la gelatina, que teníamos en espera, en el microondas durante 30 segundos. En la batidora, con las varillas puestas, poned el resto del sirope de maíz, y comenzamos a batir, a velocidad baja, en espera de que el almíbar llegue a su temperatura. 
Cuando el almíbar alcance los 115º C, lo echaremos lentamente en la batidora, en forma de hilo. Si se ha quedado pegado algún resto de almíbar en el fondo del cazo, no lo raspéis ni lo echéis en la batidora, porque podría amargar el sabor. 

En este momento, comenzamos a batir toda la mezcla controlando la velocidad y el tiempo:
Subid a velocidad media la batidora, batiremos durante 5 minutos, otros 5 minutos a velocidad media alta, añadir la vainilla y batir 1 minuto más a máxima velocidad.
El marshmallow habrá triplicado su volumen y solo nos queda ponerlo en el molde que habíamos dejado preparado, alisar con una espátula y espolvorear con azúcar en polvo generosamente.
Dejar enfriar durante 6 horas o de un día para otro.
Desmoldar pasando un cuchillo alrededor del molde para despegar los lados y cortar en trozos regulares. Rebozar cada trozo en más azúcar y guardar en un recipiente hermético.

Además...
  • Forrar el molde con papel de aluminio antes de echar el spray, esto nos ayudará a desmoldarlo y saldrá todo de una pieza.
  • Usar un corta pizza para dividir el marshmallow.
  • Para espolvorear sobre los marshmallows, hacer una mezcla con 125 gr de azúcar en polvo y 60 gr de maizena.
  • Una vez cortados los trozos podemos usar un colador donde iremos echando los trozos rebozados para quitar el exceso de azúcar.
  • Añadir unas fresas deshidratadas antes de echar la mezcla en el molde para que tenga más sabor.

CONVERSATION

Instagram